Cincuenta once eventos deportivos
Eventos 50/11

Noticias

Inicio » BTT - MTB, Ciclismo, Noticias

Todo lo que necesitas saber para la Titan Desert 2011 (2ª Parte)

Por el Jueves, 14 abril 2011Sin comentarios

Comenzamos esta segunda tanda de consejos no sin antes anticipar que, dada la longitud e importancia de este post, hemos decidido dejar los consejos de Etapa Maraton y vida en campamento para un tercer post que publicaremos entre hoy y mañana.

También queríamos apuntar que en el post anterior se nos olvidó añadir una puntualización en el aparatado de nutrición e hidratación:

La Camelbak es un invento fantastico para llevar grandes cantidades de agua encima de forma cómoda, pero tiene un inconveniente: es difícil racionar el consumo. Para ello hay que estar muy al loro de lo que vamos chupando de la mochila. Existen contadores de agua para Camelbak, pero son caros y a veces imprecisos.

Lo mejor es hacer un cálculo previo de la cantidad que llevamos y relacionar lo que vamos bebiendo con los kilómetros que llevamos de ruta:

Teniendo en cuenta que aproximadamente cada 30 kilómetros hay un avituallamiento líquido, que llevamos tres litros de agua (mínimo entre bidones y mochila) encima, lo óptimo es beber 100 ml cada kilómetro, lo que supone una chupadita de agua de vuestra camelbak cada 300 metros (30 ml de agua por cada 300 metros). Es importante que bebáis primero el agua de los bidones, esa agua se calienta antes puesto que el sol da directamente en los bidones, mientras que la bolsa de la Camelbak queda a resguardo de la acción directa de la luz solar y tarda bastante más en calentarse. (eso si, la cantidad que permanece en el tubo sale como sopa).

Trucos mecánicos:

Ayer hablábamos de lo dura que es esta carrera para el cuerpo. El sol, la falta de sueño y los kilómetros acumulados suponen un tremendo trauma para nuestros músculos y nuestra cabeza.

Pero en esta carrera, a diferencia de la Marathon des Sables, no sólo nos tenemos que preocupar de nosotros mismos sino que nos tenemos que preocupar (y mucho) de nuestra fiel compañera: la bicicleta. De la misma manera que vamos a tratar nuestro cuerpo de la mejor manera posible, debemos tratar nuestra bici de la mejor manera posible. Conviene que llevéis la bici a revisión antes de enviarla a Marruecos. Pero sobre todo conviene que seáis más pijoteros que nunca con vuestro mecánico habitual.

Como ya os comentamos en el post de ayer, merece la pena contratar la asistencia mecánica. Recordad que la asistencia mecánica sólo se puede recibir al finalizar cada una de las etapas, lo cual no implica asistencia en carrera. Es más, en la Etapa Marathon no podréis recibir ni asistencia mecánica ni fisioterapéutica.

Así que siempre hay que llevar con vosotros unas cuantas herramientas y recambios que os pueden salvar la etapa. Las averías más comunes son:

Pinchazos: A poder ser llevad tubeless, cubiertas nuevas y resistentes. Aunque llevéis tubeless, ya sabéis: llevad un par de cámaras por si a caso. Si os gusta el sistema tradicional de cámaras, es imprescindible que, a parte de cámaras de recambio llevéis parches y solución para pegar parches y por supuesto mancha para hinchar las ruedas. Podéis tener suerte y no pinchar ni una vez si no pisáis zarzales secos (muchos son como los de las películas del oeste, andan a merced del viento). Un pincho de zarzal es más peligroso que mil piedras.

Cambio, desviador y cadena: Una avería bastante común es la de rotura de cambio. La extrema sequedad del aire en el desierto y el polvillo rojo -como el de una pista de tenis- que vais a ir acumulando en todos los rincones de la bici va a hacer que los engranajes de los cambios, eslabones de la cadena y desviador, pierdan lubricante y aumenten su fricción.

Por lo tanto es importantísimo que utilicéis los cambios con cuidado (sobre todo al final de cada etapa y conforme pasen los días). Un kilómetro en la Titan Desert equivale a dos kilómetros en circunstancias normales. Para estas tres averías, lo mejor es llevar un troncha cadenas, eslabones nuevos (que sean compatibles con vuestra cadena) y un pasador con guía para los eslabones (en caso que la cadena sea tipo Shimano). Si el desviador o el cambio se rompe, a no ser que llevéis un recambio en la mochila, cosa que desaconsejamos por el peso y volumen que ocupará, lo único que podréis hacer es evitar que la cadena pase por desviador o por cambio.

El único inconveniente que tiene eso es que os vais a quedar sin cambios, pero mejor eso que tener que continuar andando para el resto de la etapa, lo que os haría llegar fuera de control. En conclusión, recomendamos que aunque sea cortéis la cadena de tal manera que se ajuste a la corona mediana y al plato mediano para que podáis afrontar el resto de la etapa de manera más o menos cómoda.

Frenos: Id con zapatas y pastillas nuevas. La Titan Desert, debido a su desnivel casi nulo, no supone un desgaste excesivo de los frenos. No obstante siempre puede pasar algo. Hoy en día son pocos los que todavía andan con frenos mecánicos de zapata: los más fáciles de ajustar y recambiar. El problema está en los frenos hidráulicos. Con el calor el líquido se  dilata con lo que conviene que hagáis una buena purga antes de ir a la Titan Desert. El año que estuvimos nosotros hubo bastantes bicis a las que se les vacío su deposito de líquido de frenos, así que esta es una avería bastante más común de lo que previsible.

Horquillas y suspensiones: Es muy conveniente que cambiéis los retenes y ajustéis bien los niveles de presión de la horquilla en especial si vuestra horquilla es de las que llevan aceite por dentro.

GPS, cuenta kilómetros y roadbook:

Espero que estéis familiarizados con vuestro GPS y sepáis cómo sacarle el rendimiento adecuado. Intentar aprender cómo funciona un GPS nuevo la noche antes del pistoletazo inicial es bastante arriesgado. Hay centenares de modelos diferentes y lo más probable es que nadie sepa, exactamente, explicaros el funcionamiento de vuestro flamante GPS. Así que practicad antes de partir hacia Marruecos.

El cuenta-kilómetros es importante que podáis controlar fácilmente los parciales de distancia.

Es necesario que estéis muy atentos en todos los briefings que se realizan todos los días por la tarde así como las indicaciones que se dan justo antes de la salida. Se te dará las coordenadas de los checkpoints así como los puntos de avituallamiento. Todos esos datos se colgaran en un tablón de anuncios, así que no os estreséis si no llegáis a tiempo al briefing.

Tened en cuenta que los datos que introduzcáis en vuestro GPS deben de coincidir con los que se dan en el road book, y sobre todo, mucho cuidado con los cambios que pueda realizar la organización antes de la salida. Tened un lápiz siempre a mano para apuntar dichos cambios. Normalmente los cambios de última hora suelen ser por causas excepcionales como por ejemplo la crecida de un torrente.

Una vez introducidos los datos en el GPS, os va a parecer en la pantalla la distancia a recorrer hasta el siguiente checkpoint o punto de avituallamiento en línea recta. Con lo que no os desesperéis si veis que los kilómetros restantes no paran de crecer. Es interesante que tengáis descargados los mapas de la zona. Eso os puede ayudar a la hora de visualizar el recorrido y por tanto optimizar la ruta. En la edición que corrimos nosotros, había un avituallamiento que quedaba un poco apartado de la ruta óptima y muchos de los participantes prefirieron pasar de largo y acabar la etapa lo antes posible con el consiguiente ahorro de tiempo y escalada de posiciones en la clasificación general. Recordad que los checkpoints son de obligado cumplimiento mientras que los avituallamientos no.

El road book suele ser bastante largo y durante el briefing suena a chino. El primer repaso del road book tiene  que ser muy concreto, encontrad los puntos de referencia principales: checkpoints y avituallamientos. Comprobad que los datos del road book coinciden con los que ha dado la organización en el briefing. Una vez hayáis comprobado estos datos conviene echarle una pasadita rápida, intentando encontrar datos fácilmente reconocibles: poblados, cruces de carretera, obras, ríos, torrentes… es imposible aprenderse de memoria todos esos puntos, pero siempre se queda algo en nuestra memoria.

En el road book se informa de la ruta mediante unas cuantas variables: recorrido parcial entre un punto y otro, recorrido total, croquis del punto en cuestión y breve descripción del punto (en caso que proceda). Es importante que el cuenta-kilómetros lo llevéis en modo contador de distancias parciales. Esto es debido a que el cómputo de la distancia total siempre se acaba descasando y no sirve de mucho ya que rara vez suele coincidir. Sin embargo las distancias parciales, al ser más cortas se ven afectadas en menor cuantía absoluta (ya que el error de medición en términos relativos seguirá siempre presente).

Y hasta aquí la entrada de hoy. Nos queda pendiente los consejos de Etapa Maratónvida en campamento que publicaremos lo antes posible.

Deja tu respuesta!

Añade tu comentario a contiuación, o haz un trackback desde tu sitio. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Se enrollado, manten el sitio limipio, mantén tu opinión sobre el tema y no hagas spam. Gracias.

Puedes usar estos tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio reconoce automáticamente tu GRAVATAR. Para conseguir tu propio gravatar, debes ir a la página de gravatar.