Cincuenta once eventos deportivos
Eventos 50/11

Noticias

Inicio » Ciclismo

Relaciones de cambios en la bicicleta

Por el Viernes, 25 noviembre 20117 comentarios

Este artículo va dirigido a todos aquellos interesados en profundizar en una de las variables básicas que influyen en nuestra marcha encima de la bicicleta: las relaciones de cambios.

Más comúnmente denominadas por el usuario medio como cambios o velocidades, “esta bici tiene 3, 18 o 30 velocidades”, el usuario avanzado obviará el número de combinaciones (velocidades totales) y antes se preocupará de las relaciones comprendidas en su grupo de transmisión, comprendido por los platos y el casete de piñones. Así, se referirá con los siguientes términos: “llevo un 11-25 con compact” por ejemplo.

El número de velocidades se obtiene de la multiplicación del número de platos por el número de piñones. De ese modo, tres platos por diez piñones suman treinta posibles combinaciones.

Pero, ¿por qué decimos que esta no es una variable totalmente válida o fiable?

Existen dos puntos de vista necesarios para analizar esta cuestión:

En primer lugar y desde el punto de vista mecánico, algunas de las combinaciones son directamente imposibles o poco recomendables de usar. Para ser más claros; tengamos en cuenta que las piezas que influyen en la limitación mecánica en la transmisión y cambio de velocidades son: la cadena, el desviador y el cambio.  Para no romper la cadena, a parte de mantenerla debidamente lubricada, procuraremos un mínimo desgaste. Para ello debemos evitar cruzarla en exceso. Con cruzar entendemos que la cadena no se posicione en platos y piñones opuestos, como por ejemplo plato grande y piñón grande o plato pequeño y piñón pequeño (ambos ejemplos son los extremos), pero también debemos evitar en la medida de lo posible, todas las combinaciones en las que veamos que estamos comenzando a forzar la cadena.

Así, en una bici de 30 velocidades podemos descartar 3 o 4 piñones por plato con lo que nos quedan unas 21 o 18 velocidades mecánicamente posibles. El desviador y el cambio también duraran más siempre que evitemos estos cruces. Además, evitaremos roces y ruidos molestos en el desviador así como posibles roturas de patilla de cambio y del propio cambio.

Segundo, desde el punto de vista de ritmo y cadencia las marchas no están ordenadas como lo pueden estar en un coche o una moto y eso hace que sea casi imposible utilizar el 100% de todas las marchas no redundantes o repetidas.

Para explicar esto, hay que entender que al combinar dientes de plato con dientes de piñón obtenemos un ratio clave para comparar todas las posibles combinaciones que acepta nuestra bicicleta. Por ejemplo, un plato de 44 dientes combinado con un piñón de 11 dientes nos da un ratio de 4. Lo que quiere decir que cada pedalada completa que damos (giro completo de 360º de uno de nuestros pies)  hacemos girar al piñón, y por lo tanto a la rueda, 4 veces, es una relación multiplicativa. En cambio, si combinamos un plato pequeño de 22 dientes con un piñón grande de 32 dientes obtenemos un ratio de 0’6875, es decir, cada vez que damos un giro completo de bielas, el piñón o la rueda apenas supera un giro de dos tercios de vuelta.

Veamos un ejemplo de ratios que nos podemos encontrar en una bici de montaña cuyas relaciones son las siguientes: platos 42-32-24 y piñones comprendidos en un  11-36:

Para hacer la comparativa más evidente hemos redondeado a tan solo un decimal. Así podemos observar que existen varias combinaciones que dan como resultado un mismo ratio. Por ejemplo si combinamos el plato de 44 con el 17 obtenemos el mismo resultado que el plato de 24 combinado con el 11 (2,2). Para ello veamos el siguiente esquema en el que nos aparecen, en rojo, todas las combinaciones cuyo ratio se repite al menos una vez:

Así que teniendo en cuenta estas reiteraciones y las limitaciones mecánicas, de las 30 posibles combinaciones iniciales que nos ofrece el fabricante de componentes, en realidad la tabla se quedaría tal y como sigue:

Aquí vemos las posibles combinaciones reales para este grupo. Observemos cómo podríamos alargar la marcha con el plato grande hasta el piñón de 21 dientes, pero tanto mecánicamente como desde el punto de vista de la cadencia no es aconsejable. Mejor bajar un plato y dos piñones para obtener una relación casi idéntica y menos forzada.

Si nos fijamos, el fabricante de componentes ya ha tenido en cuenta todas estas consideraciones a la hora de diseñar tanto el casete de piñones como los platos, así que como resultado tenemos un grupo de combinaciones reales que nos reduce a la mitad de lo ofrecido por el vendedor o fabricante de bicicletas puesto que tan sólo es posible utilizar cinco piñones por cada plato.

7 comentarios»

  • Arturo dice:

    Un excelente articulo . Muy bien redactado y comprensible que nos ayudara a todos a entender mejor nuestro cambio

  • 5011cion(author) dice:

    gracias Arturo, nos alegra saber que te ha gustado!

  • Héctor dice:

    Atinadísimo artículo! Mejorará sin duda la manera en cómo pedaleamos. Una pregunta acerca de la relación que utilizaron (44-32-24 / 11-36), es la recomendable traer para una bici de “30 velocidades”; se los pregunto, porque veo que Shimano (desconozco Sram) también maneja relacione en el piñón (11-34 y 11-32). ¿Vaya cómo podría saber qué relación en el cassette debería elegir al montarlo sobre mi bici?

    Saludos desde Mx.

  • 5011cion(author) dice:

    Hola Héctor,
    Gracias por tu comentario.
    Esto va un poco a gusto del consumidor. Quiero decir, que hay gente que con una corona de 34 o de 32 ya tienen suficiente puesto que lo combinan con platos pequeños de 22 dientes y no 24 como en el ejemplo.
    En realidad el cassete de Shimano de 10v con 11-36 puede que sea más recomendable para las bielas de doble plato que obviamente presentan menos desarrollo en su plato pequeño. Existen multiples combinaciones de bielas con dos platos para montaña: 44-30, 42-30, 40-28, 38-26; 36-26. Obviamente cada combinación tiene que utilizarse en un contexto determinado y debe ir acompañado de una relación cómoda en el cassete.
    Al final todo depende de tu estilo y tu forma de pedalear: si te gusta llevar una cadencia elevada, lleva relaciones que tiendan a tener pocos dientes en los platos y muchos dientes en el cassete (3 platos 42-32-24 o 2 platos 36-26 / cassete 11-36), pero si eres un titan y siempre pedaleas con mucho desarrollo procura hacer lo contrario (3 platos 44-32-22 o 2 platos 44-30 / cassete 11-32).
    Espero que te sirva de ayuda.
    Un saludo!
    Pablo

  • Eduardo Sanchez dice:

    hola muuy interesante el articulo.
    Tengo una duda, puedo combinar un grupo de 3 platos (42-32-24) con un cassete de 11-32 ? (9 velocidades)

    no se daña la cadena?
    muchas gracias
    Saludos desde México

  • Eduardo Sanchez dice:

    perdon en el comentario anterior , es un “cassete de 11-34″

  • 5011cion(author) dice:

    Hola,
    No existe ninguna incompatibilidad en cualquiera de los casos.
    Un saludo!

Deja tu respuesta!

Añade tu comentario a contiuación, o haz un trackback desde tu sitio. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Se enrollado, manten el sitio limipio, mantén tu opinión sobre el tema y no hagas spam. Gracias.

Puedes usar estos tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio reconoce automáticamente tu GRAVATAR. Para conseguir tu propio gravatar, debes ir a la página de gravatar.